El sitio de Sarajevo

El 27 de Enero de 1944 terminaba el sitio de de la ciudad de Leningrado cuando las tropas soviéticas consiguieron levantar el cerco iniciado por las tropas alemanas 872 días atrás cobrándose la vida de cientos de miles de vidas de civiles.

La lógica nos tendría que llevar a pensar que un hecho como este no se debería volver a repetir pero este concepto unido a la naturaleza del ser humano no es aplicable en muchas ocasiones y el 5 de abril de 1992 se demostró que no aprendemos de nuestros errores.

En Mayo de 1980 fallecía el dictador yugoslavo Joseph Tito que había regido los designios de Yugoslavia durante los 35 de su mandato, casi en ese mismo momento el país, compuesto  por Serbia, Bosnia, Croacia, Eslovenia, Montenegro, Macedonia mas las dos provincias autónomas de Kosovo y Voivodina, comenzó a disgregarse.

Josip Broz Tito (Wikimedia)

Durante los años que siguieron a la muerte de Tito los otro hora destacados líderes socialistas fueron mutando su ideología hacia el nacionalismo más exacerbado que sumado a la profunda crisis económica fue el caldo de cultivo perfecto para hacer saltar el famoso polvorín de los Balcanes.

En 1991 cada uno de los estados fue celebrando elecciones legislativas alzándose con la victoria los partidos nacionalistas que casi de inmediato anunciaron referéndums de autodeterminación, a excepción de los serbios que pretendían controlar todo y mantener viva Yugoslavia.

Los primeros en independizarse fueron los eslovenos, seguidos de los croatas. El 5 de Abril de 1992 lo hizo Bosnia-Herzegovina tras un referéndum boicoteado por la población serbia que casi a la vez proclamaron la República Srpka.

Cada república contaba con su respectivo ejército; los bosnios contaban con unidades del Ejército de Yugoslavia, la mayoría bosnios, y con la policía mientras los serbios formaron sus propias milicias con apoyo desde Belgrado.

Las tropas de la República Popular de Yugoslavia penetraron en territorio bosnio y comenzaron a cercar su capital, Sarajevo.

Sarajevo, en el momento de declararse la independencia, era una ciudad multicultural que repartía su población entre bosnios musulmanes y serbios ortodoxos acompañada de una pequeña minoría católica croata y que se respetaban y vivían en relativa paz.

Alija Izetbegovic presidente de la República de Bosnia-Herzegovina (Wikimedia)

Volvamos al 5 de Abril, día de la independencia de Bosnia-Herzegovina.

A sabiendas del ambiente tenso, con actos violentos en fechas previas, los habitantes de Sarajevo apostaban por la paz y de forma pacífica se manifestaron por la ciudad en un intento de evitar un conflicto armado.

A pesar de los intentos de la población  la suerte estaba echada, cuando la manifestación marchaba por el centro de la ciudad varios individuos abrieron fuego contra ella muriendo dos personas. Mientras esto sucedía miembros del Ejercito de la República Srpska, milicias serbobosnias, asaltaron el cuartel de la policía.

Para el 2 de Mayo las fuerzas serbias habían completado el cerco a la capital y habían cortado los suministros de agua y electricidad a una ciudad que casi había duplicado su población tras la llegada de refugiados desde otros puntos de la recién creada República de Bosnia, que huían no solo de las fuerzas serbias sino también de las croatas que buscaban hacerse con zonas de control.

Ratko Mladic jefe de la tropas serbobosnias. (Wikimedia)

Tras fracasar en su intento por tomar la ciudad, columnas de blindados del ejército serbio fueron rechazados por milicianos bosnios, los serbios comenzaron a bombardear Sarajevo desde las posiciones artilleras desplegadas en las colinas que la rodeaban.

En el mismo momento  en que los bombardeos comenzaron hacer imposible la vida hicieron su aparición los francotiradores.

Estas unidades, en principio usada por los serbobosnios y después por bosnios y croatas, estaban compuestas muchas veces por miembros ajenos al ejercito como podían ser cazadores, deportistas de tiro olímpico o cualquier civil que supiese utilizar un fusil. Su objetivo era cualquier persona, ya fuese civil o militar, que pasase delante de su mira telescópica.

El caos se desató en la ciudad, ya no era solo tener que buscarte el sustento todos los días en un lugar que carecía de ello sino que al hacerlo te jugabas la vida ya que podías estar delante del visor de un francotirador o ser víctima de la artillería.

Francotirador serbobosnio en Sarajevo.

Los habitantes de Sarajevo se vieron obligados a vivir de noche mientras el día lo pasaban refugiados en bunkers o sótanos fuera del alcance de los serbios y solo se aventuraban fuera de ellos si contaban con la protección de los blindados de la ONU que les ayudaban a cruzar las calles y avenidas controladas por los tiradores.

El 28 de Junio el presidente francés Françoise Mitterrand aterrizo en helicóptero en el aeropuerto de Sarajevo donde fue recibido por el general ONU Lewis Mackenzie, la estrategia era clara y era conseguir abrir el aeropuerto a la ayuda humanitaria.

A pesar de conseguir la apertura del aeropuerto las autoridades europeas poco mas lograron, no querían verse envueltos en una guerra en el corazón de Europa y centraban sus esfuerzos en conversaciones de paz con unos y con otros que casi al instante los unos y los otros acababan rompiendo.

Llegada del presidente francés al aeropuerto de Sarajevo.

Bosnios y croatas llegaron a un acuerdo para prestarse ayuda contra los serbios aflojando algo la presión sobre la ciudad aunque el fuego de los morteros y los francotiradores no cesaron centrándose en mercados y colas de gente esperando la ayuda humanitaria.

Los sarajevitas no estaban dispuestos a dar su brazo a torcer haciendo frente a los serbobosnios con fuego de mortero y con francotiradores dando lugar a duelos entre miembros de los distintos bandos.

No solo se centraron en hacer frente al enemigo serbobosnio, también a la falta de alimentos, medicinas y evacuación de civiles que aunque la ONU se estaba ocupando de ello era a todas luces insuficiente. Para ello construyeron un túnel que rompía el cerco por debajo hasta posiciones bosnio croatas y por donde circularon alimentos, medicinas, munición y personas. No solo personal civil sino también milicianos que entraban y salían de la ciudad por el túnel para apoyar ofensivas en otros lugares o para reforzar las defensas de la ciudad.  

Túnel de Sarajevo. (Wikimedia)

A partir de 1993 se llego al momento en que los frentes se fueron estabilizando con avances y retrocesos por ambos bandos y entre medias negociaciones de paz en las que todos mostraban sus buenos deseos pero a las pocas horas de hacerse la foto celebrando el acuerdo se rompían por el ataque de uno u otro. Las victimas siempre las mismas, los ciudadanos de Sarajevo.

Día tras día el goteo de victimas era incesante entre los pobladores que podían encontrar la muerte en un mercado a causa de la explosión de una granada de mortero o por la bala de un francotirador cuando cruzaba una de las calles paralelas a la avenida Mariscal Tito ya conocida como la avenida de los francotiradores.

Los ataques a uno de estos mercados fue el punto de inflexión para poner fin al infierno de Sarajevo.

El mercado de Markale situado en el casco antiguo de la ciudad era uno de los puntos donde los sarajevitas acudían a abastecerse y también era uno de los objetivos de los sitiadores serbobosnios.

Ciudadanos socorren a sus vecinos tras el ataque en Febrero de 1994.

En Febrero de 1994 sufrió uno de los peores ataques con morteros muriendo 68 personas y quedando heridas 144. Como nadie admitía ser el autor, en un principio todo apuntaba a un fallo de los bosnios a la hora de calcular la zona de impacto, y la ONU no fue capaz de aclarar quién fue el autor el hecho que tapado hasta los juicios del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia dictamino en 2003 que los causantes fueron los serbobosnios.

Al año siguiente, Agosto de 1995, se volvió a producir otro ataque contra el mercado causando la muerte de 43 personas y 75 heridos. Los serbobosnios volvieron a negar ser los autores del ataque acusando a los bosnios de ser los culpables buscando con este ataque apoyo internacional. Esta vez no se libraron de las consecuencias.

La OTAN puso en marcha la operación Fuerza Deliberada y durante un mes bombardeó posiciones estratégicas serbobosnias hasta que los serbios se comprometieron a negociar la paz.

Firma de los Acuerdos de paz de Dayton. (Wikimedia)

Durante el mes de Noviembre se reunieron en Dayton, EEUU, bajo la tutela del presidente Bill Clinton donde los lideres de Serbia, Bosnia-Herzegovina y Croacia acordaron dirimir sus disputas por medios pacíficos y lo más importante, levantar el asedio sobre Sarajevo.

El 29 de Febrero de 1996 el gobierno bosnio decreto el fin del asedio a la ciudad coincidiendo con la retirada de las últimas unidades serbias cercanas.

Durante los casi cuatro años que duro el sitio de Sarajevo las víctimas mortales  ascendieron a cerca de 12000 y más de 50000 heridos, la gran mayoría de ellos civiles.

Bibliografía

Aranaz, F. S. (2019). Breve historia de la guerra de Bosnia. Madrid: Nowtilus.

Sitio de Sarajevo – Wikipedia, la enciclopedia libre

Masacres de Markale – Wikipedia, la enciclopedia libre

Operación Fuerza Deliberada – Wikipedia, la enciclopedia libre

Acuerdos de Dayton – Wikipedia, la enciclopedia libre

Los más de 1.000 días de sitio a Sarajevo – Aniversario EL PAÍS (elpais.com)

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: