Levantamientos jacobitas (V)

Llegamos a la parte final de esta serie de entradas sobre los levantamientos jacobitas y la más importante de todas por sus consecuencias. Pero antes de las consecuencias veremos las circunstancias en las que se encontraba el movimiento, como se desarrollo la campaña y como colofón la batalla de Culloden por eso dividiré esta parte final en tres entradas.

En el anterior levantamiento probablemente echaríais en falta a uno de sus principales protagonistas, Jacobo Francisco Eduardo Estuardo.

No penséis que estaba mano sobre mano, para nada, estaba ocupado intentando asegurar su dinastía.

Carlos Eduardo Estuardo. Obra de Louis Gabriel Blanchet 1738. Wikipedia

Para ello contrajo matrimonio con María Sobieska, nieta del rey de Polonia, emparentada con los Habsburgo y lo más importante con una buena dote. Se instalaron en Roma bajo la protección del Papa y allí nació en 1720 Carlos Eduardo Estuardo que sería conocido como The Young Pretender.

Mientras el pequeño Carlos Eduardo daba sus primeros pasos y recibía una buena educación inglesa en 1727 fallecía Jorge I, le sucedía su hijo Jorge II de Gran Bretaña que continuo con la política paterna con respecto a Francia continuando así el periodo de paz entre ambas naciones.

Jorge II de Gran Bretaña en 1727 Obra de Charles Jervas. Wikipedia.

Esta paz se rompió con la declaración de guerra de Gran Bretaña a España en 1739, la Guerra de la oreja de Jenkins o Guerra del Asiento, que por los pactos de familia de los borbones  acabo involucrando a Francia en ella.

 A decir verdad si no habría sido por esta guerra se habrían enfrentado a Francia al año siguiente cuando estallo la Guerra de Sucesión Austriaca y en la que casi todas las naciones europeas se vieron involucradas.

Después de sufrir una severa derrota en Alemania en 1743 Francia volvió a echar mano de los jacobitas y su causa.

Propusieron a Jacobo Francisco formar parte de una gran expedición a Gran Bretaña que le devolvería al trono.  A Jacobo le pareció una gran idea, todo apoyo fuese el que fuese a la causa era bienvenido, solo puso una condición; debido a su edad seria su hijo Carlos Eduardo el que viajaría como regente.

Carlos Eduardo viajo hasta Paris de incognito en enero de 1744 donde pudo apreciar que Luis XV le ofrecía para llevar a cabo la expedición: 15.000 hombres para la invasión y una importante flota de transporte hasta Gran Bretaña.

Pero cuando todo parecía que la expedición era inminente la situación dio un giro total. Los británicos enterados de los movimientos franceses trasladaron su flota a la zona del Canal de la Mancha donde tuvieron algunos combates con los galos y la flota expedicionaria francesa sufrió las inclemencias meteorológicas mientras estaban amarradas en los puertos. En vista de estos contratiempos Luis XV decidió emplear las tropas de la expedición en la guerra en el continente.

El príncipe Estuardo se había quedado en un visto y no visto sin nada.

Batalla de Fontenoy 11 de Mayo de 1745. Obra de Edouard Detaille. Wikipedia.

Pero a pesar de todos estos inconvenientes no se rindió y aprovechando la importante victoria francesa sobre los británicos en Fontenoy logro convencer a Luis XV de abrir un segundo frente a los británicos en la isla.

 Este apoyo francés en realidad fue un « te dejo que organices algo para recuperar tu trono pero no me pidas hombres y dinero poco te puedo dar´´

El mensaje le quedo claro a Carlos Eduardo e inmediatamente se puso manos a la obra para conseguir todo lo necesario. Gracias a la gran colonia de exiliados jacobitas en Francia consiguió hacerse con dos barcos.

En uno de ellos embarco armamento y 700 voluntarios de la Brigada Irlandesa del ejercito galo; en el otro viajaría el junto con su estado mayor y los fondos para sufragar el levantamiento.

Para no levantar sospechas en el espionaje británico cada uno de los barcos partió de un puerto diferente para encontrarse días más tarde y emprender rumbo al oeste de Escocia bordeando Irlanda.

El 9 de julio, cerca de la costa sur de Inglaterra, se encontraron por casualidad con un buque de guerra británico. El barco donde viajaban los voluntarios irlandeses, semejante en número de cañones al británico, entablo combate quedando ambos barcos, británico y jacobita, con serios daños lo que le obligo a volver a puerto.

La expedición del príncipe Estuardo se había quedado sin buena parte de las armas y lo que era peor, de la única tropa de la que disponía. Aun así decidió continuar con su divina misión.

El 23 de julio pisó territorio escocés desembarcando en la isla Eriskay en la Hébridas.  Los lugareños no aceptaron unirse a su causa al ver que el Estuardo venia con lo puesto a excepción del oro.

Fue entonces cuando Carlos Eduardo lo tuvo claro, sin un ejército que lo respaldase no conseguiría que los ingleses se alzasen contra Jorge II, viajara a las Highlands para convencer a los clanes de que se alzasen contra los hannoverianos invasores. 

El 25 arribo a la costa occidental de las Highlands y lo primero que hizo fue intentar convencer al clan McDonald de que se unieran a la sagrada causa, aunque en un principio se negaron el gran poder de persuasión del Joven Pretendiente les hizo cambiar de opinión y se unieron al sequito Estuardo.

Carlos Eduardo viajo al sur de las Tierras Altas con la misión de alistar más adeptos a su ejército pero con el objetivo ganarse para la causa al jefe del clan Cameron de Lochiel el cual era admirado y respetado por el resto de jefes de los clanes.

Después de una dura negociación con el jefe del clan Cameron y asegurándole que era cuestión de tiempo que los franceses enviasen ayuda al ver que los clanes se alzaban, consiguió convencerle de que se uniese y con él otros clanes.

Carlos Estuardo iza el estandarte en Glenfinnan el 19 de Agosto de 1745. Obra de Mark Churms.

El 19 de agosto, en Glenfinnan, Carlos Eduardo Estuardo alzo el estandarte jacobita aclamado por los clanes.

Comenzaba así un nuevo levantamiento jacobita.

Continuará…

Bibliografía

Sanchez, Pablo García. «https://www.gehm.es/.» 2015. 8 de Marzo de 2021 <https://www.gehm.es/biblio/El_Jacobismo.pdf&gt;.

VVAA. «La Rebelión Jacobita.» Desperta Ferro Historia Moderna Nº 29 (2017).

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: