Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Domingo sangriento 1920

En el periodo de entreguerras entre 1919 y 1939 muchas potencias de las denominadas democráticas se apoyaron en grupos paramilitares para sofocar revoluciones y rebeliones ya fueran en territorio propio o extranjero.

Aquí os traigo un hecho no muy conocido, el domingo sangriento de 1920 en Dublín y en los que estuvieron inmersos dos de estas organizaciones paramilitares: los Black and Tans y los Auxies.

Después del Alzamiento de Pascua de 1916 los responsables de este sufrieron grandes represalias por parte de las autoridades británicas que gobernaban el país.

 Esto se tradujo en un impulso para la causa independentista irlandesa que en un principio no gozaba del apoyo popular.  De los 106 escaños que le correspondía a Irlanda en el Parlamento británico los nacionalistas del Sinn Féin consiguieron 73 de ellos en las elecciones de 1918.

Este éxito les impulso a seguir hacia adelante en su desafío a la Corona británica y en 1919 formaron gobierno presidido por Eamon de Varela y declararon la independencia del país.

Eamon de Valera

La situación en la isla se fue radicalizando.

Los irlandeses sabedores de su falta de preparación y armas se decantaron por una guerra de guerrillas, o por lo que ahora conoceríamos por terrorismo, dirigida por el miembro del recién creado gobierno irlandés Michael Collins.

Michael Collins

Los británicos contaban en la isla con la presencia del ejército y de la Real Policía irlandesa que se veían incapaces de hacer frente a este tipo de forma de combate.

Desde Londres ante esta situación decidieron contraatacar con sus mismas armas. Crearon dos grupos de fuerzas paramilitares, los Black and Tans y el cuerpo de Auxiliares, y desplegaron una sección de Inteligencia en el Castillo de Dublín.

Los Black and Tans, llamados así por el color de sus uniformes negro y caqui, actuaban de forma autónoma bajo las ordenes del ejército y los Auxiliares servían de apoyo a la Real Policía Irlandesa.

La dos grupos paramilitares emplearon todo tipo de métodos violentos para conseguir sus objetivos ya fuese la tortura hasta incluso la muerte. De esta forma consiguieron asestar fuertes golpes al movimiento independentista irlandés.

Para contrarrestar los movimientos británicos el gobierno irlandés creó su propio servicio de inteligencia dirigido también por Collins.

Así llegamos al 21 de noviembre de 1920.

El servicio de inteligencia irlandés había conseguido averiguar los lugares de residencias y las costumbres diarias de varios de los oficiales del servicio de inteligencia británico y como castigo por los desmanes realizados por los paramilitares gracias a sus informaciones ejecutaron a 14 de sus miembros.  La mayoría de ellos dormían cuando fueron asaltados en sus residencias junto a sus familias.

Sorprendidos y enfurecidos ante este ataque los británicos decidieron responder.

Se cuenta que en principio no sabían donde vengarse de los atentados así que lo echaron a suertes entre la calle O’Donell  o el estadio de Croke Park donde se iba a disputar un partido de futbol gaélico. La «suerte´´ eligió al estadio.

En el estadio se habían congregado unas 10.000 personas para disfrutar del encuentro que iban a disputar el equipo local, Dublín, contra el equipo de Tipperary. Momentos antes de iniciarse el encuentro miembros de la División Auxiliar y de los Black and Tans invadieron el terreno de juego y comenzaron a disparar a la gente, tanto a jugadores como espectadores. Desde una de las tapias del estadio un oficial también comenzó a disparar al público desatándose una gran avalancha de gente hacia las salidas.

El resultado de esta acción de represalia fueron otras 12 víctimas mortales y 70 heridos. Entre las víctimas se encontraban dos niños de 10 y 11 años y uno de los jugadores del equipo local. Los altercados se reprodujeron por toda la capital causando otras dos víctimas mortales por disparos del ejército británico.

La opinión pública, incluida la británica, se echo encima de la administración británica en Irlanda tras esta operación de venganza. En  un principio intentaron desmarcarse de toda responsabilidad para a continuación declarar que todo formaba parte de un dispositivo para atrapar a varios de los irlandeses que habían participado en el atentado de esa misma mañana.

Ni la prensa británica ni los laboristas creyeron esta versión por parte de la administración. Lo que si consiguieron fue que se intensificara la violencia que alcanzo altas cuotas durante esos días.

Todo este clima de violencia empujo al primer ministro inglés Lloyd George a iniciar negociaciones para decidir el futuro de la isla. Estas negociaciones tuvieron como fruto la partición de Irlanda y la creación del Estado Libre Irlandés germen de la futura República de Irlanda.

Bibliografía

https://nortedeirlanda.blogspot.com/. 28 de Mayo de 2011. 14 de Julio de 2020 <https://nortedeirlanda.blogspot.com/2011/05/croker-park-el-escenario-del-primer.html&gt;.

«https://www.historiahoy.com.ar/.» 14 de Julio de 2020 <https://www.historiahoy.com.ar/domingo-sangriento-n1386&gt;.

Río, Olmo del. «Domingo sangriento en Dublin.» Muy Interesante (s.f.): 173-174.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: