Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

No es oro todo lo que reluce II

Hace pocos días se ha conmemorado el aniversario del inicio de la II Guerra Mundial y esta seccion está muy relacionada con aquel hecho.

El 1 de septiembre de 1939 la Alemania nazi invade Polonia dando así el pistoletazo de salida al conflicto mundial.

Mientras desde el mar el acorazado SMS Schleswig-Holstein descargaba sus baterías sobre la fortaleza de Westerplatte, en Pomerania, las tropas de Wermach acompañadas de carros de combate atravesaban la frontera polaca como respuesta a un inexistente ataque polaco a una torre de comunicaciones alemana.

Al día siguiente hacen su aparición los periodistas en la zona. Uno de ellos, contempla una trágica escena. Carros de combate Panzer atravesando una llanura sembrada de jinetes de la caballería polaca junto a los cadáveres de algunos de sus equinos y portando todavía sus lanzas y sables.

La instantánea era insuperable, la heroica carga de la caballería polaca pertrechada de sus sables y lanzas contra los modernos carros de combate alemanes. La historia recorrió los periódicos del mundo ganándose los polacos la empatía de sus lectores.

Nada más lejos de la realidad. Lo que ocurrió fue lo siguiente.

El día anterior a la visita de los periodistas, una división de la infantería alemana, 20ª División, descansaba en un claro del bosque de Tuchola.  Un regimiento de caballería polaca, el 18º de Ulanos, se percata de la presencia de los soldados alemanes. Inmediatamente el oficial al mando, el coronel Matarlerz ordena el ataque de la caballería aprovechando el factor sorpresa.

La caballeria polaca se lanzo contra los desprevenidos alemanes que ante la sorpresa comenzaron a huir cobrándose aunque por el camino varias decenas de ellos perecieron.

Los polacos continuaron la persecución de los alemanes hasta que de repente aparecieron  varios vehículos blindados equipados con ametralladoras cogiendo por sorpresa a los cegados jinetes polacos.

Comenzaron a disparar sobre los Ulanos que ante el contraataque de los alemanes no les quedo más remedio que huir para salvar la vida.

Los polacos sufrieron varias decenas de bajas en su ataque sorpresa pero gracias a él consiguieron que 20 División alemana no avanzase es día.

Al día siguiente los periodistas y más concretamente el enviado por Il Corriere della Sera, al ver la estampa de los cuerpos de los jinetes polacos que yacían en el suelo mientras los Panzer pasaban a su lado dio rienda suelta a su imaginación.

Pero lejos de que la verdad se abriese paso, la falsa noticia continuo su recorrido y fue utilizada por la propaganda de ambos bandos..

Por parte del bando aliado ensalzaban el heroísmo polaco y su tenacidad en poner freno al invasor alemán utilizando todos los medios que estuviesen a su alcance y costara lo que costara.

Por el lado alemán presumían de lo moderna que era su maquinaria de guerra y que nada podían hacer el resto de potencias con sus viejas tácticas de guerra basadas en cargas de caballería.

Y de esta forma fue como de una fotografía se creó el mito de la heroica caballería polaca en la II Guerra Mundial que tuvo memorables actuaciones pero entre ellas no está la de atacar a la carga carros de combate alemanes.

Bibliografía

Domínguez, Ismael López. «https://archivoshistoria.com/sobre-nosotros/.» 1 de Septiembre de 2016. https://archivoshistoria.com/. 25 de Julio de 2020 <https://archivoshistoria.com/la-caballeria-polaca-durante-1939/&gt;.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: