Guillermo Tell, el héroe que no existió pero inspiro a todo un país

Todos hemos oído hablar de Guillermo Tell y su pericia con la ballesta, pero ¿Qué me diríais si os digo que no existió?

Vayamos por partes y primero os voy a contar su historia.

Guillermo Tell era un ciudadano normal y corriente que vivía en la ciudad de Bürglen en el cantón suizo de Uri. Se dedicaba a cuidar de sus tierras y en su tiempo libre practicaba con la ballesta adquiriendo una gran pericia con ella.

Cierto día del año 1307 decidió visitar la población cercana de Altdorf junto a su hijo. Esta población estaba dirigida por el gobernador Gessler por designio de la casa Habsburgo, que poco a poco se estaba haciendo con el control de los cantones.

Este gobernador, para demostrar que era un fiel seguidor de los Habsburgo, se le ocurrió la genial idea de colocar un mástil coronado por un sombrero que representaría el poder de los nuevos amos y ante el cual toda persona que pasase ante el debería inclinarse ante él en señal de sumisión.

Tenemos a Guillermo paseando por la calles de la ciudad junto a su hijo cuando llegan a la plaza donde se encontraba el mástil y pasan ante el si realizar la reverencia, no se sabe si por despiste o como acto de rebelión. El gobernador que se había percatado del hecho mando apresar a padre e hijo.

Mosaico que representa el arresto de Tell y su hijo. (Wikimedia)

Gessler, que debía de conocer las dotes Guillermo con la ballesta, decidió poner un castigo cruel a los infractores; debía de disparar con su ballesta a una manzana que estaría situada sobre la cabeza de su hijo, si lo lograba quedarían libres.

Como es lógico Guillermo protestó ante lo desproporcionado del castigo pero el gobernador hizo oídos sordos a sus quejas y apremió al ballestero a disparar si no querían acabar ambos delante del verdugo.

Guillermo se coloco en frente de su hijo a la distancia indicada, cargó su ballesta con dos proyectiles, apuntó, disparó y acertó en la fruta.

Gessler intrigado preguntó a Guillermo el porqué de colocar dos flechas en la ballesta, este desafiante le contestó que la segunda habría sido para él en el caso de errar el disparo. El gobernador entro en cólera e incumplió la palabra dada y mandó apresar de nuevo al ballestero al cual envió a prisión en el castillo de Küssnacht.

Durante el traslado a presidio, atravesando las aguas del lago Lucerna, se desató  una terrible tormenta que amenazaba con llevar a pique la embarcación. Los guardianes quitaron los grilletes a Tell para que se hiciera cargo del timón lo que aprovecho para acercarse hasta la orilla y escapar después de recuperar su ballesta.

Tell escapa de sus captores. (Wikimedia)

De inmediato comenzó la persecución del prófugo con el gobernador a la cabeza pero esta valentía le iba a costar caro, Guillermo preparo una emboscada y con la segunda flecha que tenía preparada en su ballesta acabo con la vida del tirano.

La noticia de la hazaña de Guillermo Tell corrió por la región insuflando fuerzas a sus habitantes que casi de inmediato se revelaron ante el poder de los Habsburgo creando  una alianza defensiva, germen de la futura Confederación Helvética.

Esta alianza se puso en práctica en 1315 cuando los campesinos de los tres cantones emboscaron y derrotaron a las tropas de los Habsburgo en la batalla de Morgarten.

Batalla de Morgarten. (Wikimedia)

Esta historia sobre el héroe suizo fue plasmada en una recopilación de manuscritos medievales por Hans Schriber en 1474 y más tarde en la Crónica Helvética de Egidio Tschudi casi doscientos años después de los hechos. Con el tiempo se compusieron operas y se amplió la información sobre los hechos incrustando la figura del héroe en el centro de la historia de Suiza.

Pero en el siglo XVIII surgieron  historiadores que ponían en duda el relato de nuestro héroe ya que no había ninguna fuente histórica y que tal relato se parecía mucho al narrado por Saxo Grammaticus en su crónica danesa. A todo esto hay que añadir que no existió ningún gobernador Gessler lo que hace aun menos verosímil la historia.

Todo apunta a que se utilizó esta leyenda para instigar a los habitantes de los cantones suizos a rebelarse contra la tiranía de los Habsburgo en un momento en el que su avance parecía imparable.

Con el tiempo esta leyenda se ha convertido en símbolo nacional de los suizos encarnada en la libertad, la justicia y la lucha contra la tiranía.

Espero que os haya gustado y cualquier pregunta, corrección o duda será bien recibida.

Hasta la próxima.

Bibliografía

William Tell – Wikipedia, la enciclopedia libre

Guillermo Tell, el héroe de la independencia suiza (nationalgeographic.com.es)

Batalla de Morgarten – Wikipedia, la enciclopedia libre

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: