Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

El Imperio Persa Aqueménida (VI) El final

Todo lo que empieza tiene un final y el imperio de los aqueménidas no iba a ser la excepción y en esta entrada os contare como sucedió.

Casi a la par de la llegada al trono persa de Artajerjes III otro monarca recorría el mismo camino hacia otro trono, el de Macedonia al norte de Grecia.

Este monarca era Filipo II que en el año 359 a. n. e. accedió al trono de este pequeño reino transformándolo en unos años en la potencia de la zona helénica.

¿Cómo lo consiguió? Muy fácil, aprovechándose de las confrontaciones entre las ciudades griegas.  Gracias al debilitamiento que provocaban dichas peleas entre ellas el terreno estaba abonado para que el anteriormente insignificante reino del norte pasase a controlar toda Grecia.

Durante 20 años Filipo II fue conquistando uno por uno los reinos y ciudades griegas hasta el año 338 a. n. e. en el que venció a la ultima resistencia griega a su dominio en la batalla de Queronea.

Busto de Filipo II de Macedonia.

Creo la Liga de Corinto, una alianza de estados y ciudades griegas con Filipo como dirigente, para hacer frente a los aqueménidas persas pero cuando estaba inmerso en los preparativos contra estos fue asesinado en el 336 a. n. e. el mismo en el que falleció el monarca persa Artajerjes IV.

De esta manera vemos como en este año acceden a los tronos persa y griego dos nuevos monarcas: Darío III y Alejandro III respectivamente.

Alejandro III de Macedonia.

Tras la muerte de su padre varios de los estados griegos se sublevaron  contra Macedonia lo que obligo a Alejandro a apaciguar los ánimos aplastando cualquier tipo de sedición aprovechando  para ser confirmado como jefe de la liga de Corinto.

Darío también tuvo que hacer frente a sus propios enemigos internos como el visir Bagoas. Como recordareis Bagoas había envenenado al antecesor de Darío, Artajerjes IV, como respuesta su resistencia a estar bajo su control; Darío iba por el mismo camino así que el visir decidió repetir la jugada pero el nuevo rey estaba al tanto y obligo al visir a ingerir la copa donde estaba el veneno.

Después de tener cada monarca su respectivo reino apaciguado fue Alejandro el que paso a la acción y en el 334 a. n. e. junto a 25000 hoplitas y 5000 jinetes tomo el camino a la inversa que antaño habían tomado los reyes persas y cruzo el Helesponto.

Batalla de Gránico.

En las proximidades del rio Gránico un ejército reunido por los sátrapas de Jonia, Frigia y Lidia aguardaba a los macedonios. A pesar de haber conseguido anticiparse, los persas, no aprovecharon la ocasión y perdieron un tiempo crucial en decidir la estrategia a emplear. Quien sí aprovecho el tiempo fue Alejandro que vadeo el rio antes del amanecer, para evitar ser detectado, y lanzo sus tropas al ataque derrotando a los persas.

Tras esta victoria los macedonios fueron sitiando y liberando las ciudades bajo posesión persa en Asia Menor como fueron los casos de Mileto y Halicarnaso, para seguir después por la costa mediterránea haciéndose con los estratégicos puertos persas.

Batalla de Issos.

Ante esta tesitura Darío III decidió ponerse al frente de sus huestes y avanzar hasta la ciudad de Issos donde tras tomarla se situó tras las líneas macedónicas.

Alejandro reunió a sus tropas y avanzo al encuentro de los persas que aguardaban en la llanura de Issos.

A pesar de sobrepasar en número a los macedonios, casi doblaban en efectivos, esta superioridad acabo por volverse en contra de los persas al impedirles maniobrar en el estrecho campo de batalla.

 Los macedonios aprovecharon esta ocasión para lanzar un ataque al centro de la formación persa que se rompió poniéndola en fuga con Darío III a la cabeza. Tan raudo huyó Darío que dejo abandonadas a su suerte a su madre, su esposa y sus hijas.

Las huestes macedónicas continuaron su avance por la costa mediterránea liberando Judea y Egipto donde Alejandro fue recibido como un libertador y nombrado faraón.

Darío contacto con Alejandro para que liberase a su familia, a cambio le ofrecía no disputarle los territorios conquistado y una gran suma de oro. El macedonio hizo oídos sordos a la propuesta persa y continuo avanzando hacia el sur del imperio persa.

Ante esta situación Darío III se jugó el todo por el todo y convoco a todos los ejércitos de las satrapías que aun estaban bajo control persa.

Darío III durante la batalla de Gaugamela.

El 1 de octubre del 331 a. n. e. en las llanuras de Gaugamela, en la actual Irak, ambos ejércitos se encontraron.

Los persas volvían a doblar en número a los macedonios pero la arriesgada táctica de Alejandro consiguió abrir brecha en las líneas persas lo que volvió a provocar la huida de Darío que a punto estuvo de ser capturado y que se salvo en el último minuto.

Alejandro continuo su avance tras los pasos de Darío mientras se iba haciendo con el control de los territorios persas.

Una a una iban cayendo las satrapías casi  sin ofrecer combate, los gobernadores no estaban dispuestos a arriesgar su poder ni la vida por un gobernante que en cuanto venían mal dadas salía huyendo.

Darío acabo refugiándose en las provincias orientales, concretamente en la satrapía de Bactria gobernada por  Bessos. El sátrapa junto a otros nobles acabo asesinando a Darío y proclamándose emperador persa.

Con Darío III terminaba en el 330 a. n. e. el imperio persa aqueménida  aquel que inicio Ciro II y que llego a controlar Egipto, Persia, Asia Menor, Chipre y poner bajo su bota a las polis griegas.

Espero que os haya gustado es viaje de más de doscientos años por esta parte de la historia que no es muy conocida pero a nada que te sumerges encuentras hazañas y anécdotas increíbles.

Bibliografía

Grant, R.G. 1001 Batallas que cambiaron el curso de la Historia. Grijalbo, 2012.

Sánchez, Jorge Pisa. Breve historia de los persas. Nowtilus, 2011.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: