Vikingos en Francia (V)

En la anterior entrada dejamos a los daneses, ahora ya normandos, apesadumbrados tras la muerte de Rollo.

 Le sucedió en el ducado su hijo Guillermo Larga-Espada y ya desde el principio tuvo que hacer frente al descontento.

¿A qué se debía tal descontento?

Guillermo, de madre franca, había sido educado a la manera franca y  esto se tradujo que iba a gobernar a la manera franca.

Al contrario que su padre que no obligaba a los daneses a involucrarse en sus proyectos, Guillermo imponía su autoridad como duque algo que no gusto a los colonos nórdicos. Si a esto le sumamos el poco peso que tenían en las decisiones de gobierno la rebelión estaba servida.

En el año 933 estallo la rebelión a manos de Rioulf, uno de los jefes vikingos asentados en el oeste de Normandía, que llevo sus tropas hasta las cercanías de Ruan donde se enfrento al duque. Guillermo no se anduvo con miramiento y destrozo a los sublevados.

Estatua de Guillermo de Normandía

En lo que si se parecía Guillermo a su padre era en el ansia de expandir sus dominios.  El rey le cedió la península Contentin que había pertenecido a los bretones y ahora se encontraba en un limbo territorial después de ser pasto de las incursiones danesas para que pusiera orden.

También intento expandirse hacia el este, hacia Flandes, donde aún gobernaba el longevo conde Arnulfo, con idéntico resultado que su progenitor pero no por ello ceso en sus ataques.

 Arnulfo cansado de los ataques continuos del normando, esa era la escusa oficial, le propuso firmar la paz. Guillermo acepto y se citaron en una isla del rio Somme para rubricar el tratado. El 17 de diciembre de 942  ambos nobles se reunieron en el lugar acordado y después de firmar el acuerdo, Arnulfo con el beneplácito de otros nobles francos recelosos del poder normando, mando asesinar a Guillermo.

Arnulfo I de Flandes

Este hecho dio paso a un periodo de caos e incertidumbre que ni Juego de Tronos.

El por aquel entonces rey de los francos Luis IV otorgo el condado de Normandía al hijo de Guillermo llamado Ricardo pero este a ser solo un niño fue puesto bajo la tutela de otro noble. Esto quería decir que se llevaban al joven conde a los dominios de otro noble, una especie de arresto suave.

El rey aprovecho para ocupar la capital de Normandía, Ruan, y para evitar disputas con su gran rival el conde Hugo de Paris se repartieron el territorio. A pesar de intentar apaciguar a su rival el monarca cayó preso por el conde justo después de haber rechazado una incursión danesa por el Sena.

Richar fearless statue in falaise.jpg
Ricardo I de Normandía

Todos estos sucesos fueron aprovechados para liberar a Ricardo por un jefe normando. Ricardo se alió con el conde de Paris y con su apoyo recupero su feudo normando en el 947 como contrapartida Ricardo ayudaría al hijo de Hugo a convertirse en el rey de los francos, el primero de la dinastía Capeto.

Ricardo decidió seguir el camino de la paz durante su gobierno instaurando las instituciones francas en Normandía y refundando los monasterios abandonados tras los saqueos. La llegada de nuevos colonos escandinavos se redujo al mínimo pero siguió manteniendo excelentes relaciones comerciales.

En el año 966 le sucedió su hijo Ricardo II, el primero que se hizo reconocer como duque los anteriores eran conocidos como jarls,  que era fruto del matrimonio con la escandinava Gunnor.

Ricardo II de Normandía

Aunque gustaba de participar en la vida política y militar de la corte franca tampoco dejo de lado sus contactos escandinavos. No solo mantuvo los contactos comerciales si no que también militares permitiendo que el rey danés Svend Barbapartida utilizase las tierras normandas como base para los ataques a Inglaterra gobernada por Etelredo II.

Con el monarca ingles  también le unía una alianza por medio del matrimonio del rey con la hermana del duque, dicho matrimonio seria el motivo de la reclamación del trono ingles por el nieto de Ricardo pero eso ya es otra historia distinta.

Tiempo después, en 1016, casaría a su hermana después que enviudase de Etelredo con Canuto, hijo de Svend, cuando se hizo con la corona inglesa. Como vemos Ricardo II de Normandía jugaba a dos bandas algo que por otro lado era bastante frecuente en la época.

Svend I de Dinamarca conocido como Svend BarbaPartida

Ricardo II falleció en agosto del año 1026 dejando un ducado fuerte pero ya sin apenas rastro escandinavo a lo que a cultura, religión y administración se refiere, los normandos eran y se sentían franceses. Solo quedo reflejado en el nombre del territorio su herencia vikinga, Normandía: tierra de los hombres del norte y estos normando aun tenían mucho que decir.

Con esta entrada ponemos punto final a las expediciones vikingas en tierras de los francos, espero que os haya gustado.

Bibliografía

Haywood, Jhon. «Los hombres del Norte: La saga vikinga (793-1241).» Haywood, Jhon. Los hombres del Norte: La saga vikinga (793-1241). Editorial Ariel, 2016. 520.

Renaud, Jean. «¡Del furor de los normandos, líbranos Señor!» Desperta Ferro Antigua y Medieval (2014): 42-49.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: