Vikingos en Francia (II)

En la anterior entrada habíamos dejado a los vikingos asolando la costa atlántica gala, remontando ríos y saqueando ciudades importantes como Burdeos o Toulouse. Incluso llegaron a invernar  en territorio franco junto a sus familias.

En el año 845 una flota de 120 naves comandadas por el caudillo vikingo Ragnar inicia el ascenso del Sena mientras saque ambas márgenes del rio. Este tal Ragnar es en el que se basan las sagas que cuentan las hazañas del famoso Ragnar Lodbrok.

El monarca franco estaciono tropas en ambas márgenes del Sena para evitar la llegada de los daneses a Paris, pero los vikingos se dirigieron con todo hacia uno de los contingentes francos y lo derroto sin contemplaciones.  Seguidamente cogió un centenar de prisioneros y los acerco a la orilla del rio, a la vista de los francos del otro margen del Sena, para después ahorcarlos. Ante tal escena de terror los francos salieron por piernas.

Los escandinavos continuaron la remontada del rio hasta Paris, que aunque no era la capital del reino era una prospera ciudad comercial. Cuando llegaron se sorprendieron del escaso espíritu guerrero del rey Carlos que prefirió pagar más de tres toneladas de plata a combatir. En realidad no es que no tuviera espíritu combativo el problema era que los hombre eran escasos y los necesitaba para hacer frente a las insurrecciones de los nobles así que era mejor pagar.

Los daneses, conformes con el trato y después de algunos saqueos por la zona, levantaron el campamento que ya se estaba convirtiendo en un foco de enfermad y volvieron por donde habían venido.

Pasaron varios años hasta que otro vikingo, Godfredo, visitase tierras francas en el 852. Después de saquear las siempre prosperas Frisia y Flandes se preparo para invernar estableciendo su campamento entre Paris y Ruan. El rey franco enterado de la presencia de estos logro sitiar el campamento pero era tal el miedo que infringían en sus enemigos los vikingos que los francos se negaron a combatir. Al rey Carlos no le quedo más remedio que levantar el cerco y marcharse, dejando al danés saquear a sus anchas.

Cuatro años después, en agosto del 856, los vikingos volvieron a remontar el Sena saqueando ambas márgenes mientras lo hacían. Volvieron a asentarse en su antiguo campamento y el 28 de diciembre asaltaron Paris.

Arrasaron con todas las iglesias que no pudieron ser salvadas previo pago de la cantidad económica exigida, también consiguieron un suculento rescate en oro y plata por el abad de San Denis. Después se asentaron en una isla del Sena donde resistieron en el verano del 858 a un asedio de tres meses por parte de las tropas de Carlos.

Carlos rey de los Francos

Por esa época se dio un curioso caso, los campesinos hartos de los saqueos de los daneses y de que sus gobernantes eran unos inútiles incapaces de defenderlos de los ataques de los vikingos decidieron tomar las armas. Se organizaron en  partidas para hacer frente a sus saqueadores nórdicos consiguiendo varias victorias. El rey y los nobles en vez de apoyar la valentía de sus súbditos se tomaron como afrenta que la plebe usurpara sus obligaciones, que por otro lado no estaban cumpliendo, los aniquilaron.

Con este panorama era lógico que las expediciones de saqueo fuesen a mas y asi en el 860 el jefe vikingo Volund hizo acto de presencia en tierras francas saqueando las riberas del rio Somme.

Para frenar estos ataques el rey Carlos llego a un acuerdo con él, recibiría 1300 kilos de plata si derrotaba a otra partida de vikingos establecidos en la zona. Volund acepto, cogió la plata y se marcho a invadir Inglaterra. Tal era el miedo que infundía el rey Carlos en sus enemigos.

Pero a Volund las cosas no le fueron bien en Inglaterra y decidió volver a tierras francas a cumplir su contrato, eso sí, previo nuevo pago de 2700 kilos de plata y manutención para sus huestes. Volund consiguió el propósito encomendado haciendo que sus compatriotas se rindieran a causa del hambre.

Volund se asentó a en la zona con su familia y termino sus días sirviendo al rey Carlos.

Carlos después de haberse deshecho de sus rivales por el trono decidió centrar sus esfuerzos en rechazar a los escandinavos. Decreto la construcción de un puente que cruzara el Sena con fortificaciones a los lados.

Ejemplo de puente fortificado

Pero al llegar la temporada de incursiones vikingas del año 865 el proyecto no estaba terminado y los escandinavos lo ocuparon. Desde allí mandaron expediciones de saqueo sobre Paris llegando a incendiar la abadía de San Denis.

El monarca envió un ejército para hacerles frente pero para variar salieron corriendo sin presentar batalla lo que obligo al rey a pagar rescate para conseguir que se marchasen. 1814 kilos de plata fue el monto del rescate, más vino y una indemnización por las bajas vikingas de las que nadie se libro de pagar en el reino, desde siervos a obispos.

Los daneses cumplieron su parte del trato y abandonaron el Sena lo que aprovecho el rey para continuar las obras del puente fortificado lo que no sucedió hasta el 873 suerte que durante ese tiempo los vikingos estaban centrados en hacerse con Inglaterra.

En el 877 fallecía el rey Carlos “el Gordo” cuando regresaba de Italia después de haber sido coronado como emperador.

Y aquí nos detenemos hasta una próxima entrega de los vikingos en tierras de los francos.

Bibliografía

Haywood, Jhon. «Los hombres del Norte: La saga vikinga (793-1241).» Haywood, Jhon. Los hombres del Norte: La saga vikinga (793-1241). Editorial Ariel, 2016. 520.

Renaud, Jean. «¡Del furor de los normandos, líbranos Señor!» Desperta Ferro Antigua y Medieval (2014): 42-49.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

1 Comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: