Operación Gomorra, el infierno en Hamburgo

Estamos acostumbrados a leer las grandes barbaridades cometidas por los nazis durante la II Guerra Mundial utilizando cualquier medio a su alcance, pero no lo estamos tanto a las del bando contrario que por mucho que nos pese también las hubo.

Os voy a contar una de estas historias que ya sea por casualidades del destino, exceso de confianza o simple venganza se llevo la vida de decenas de miles de civiles.

Para ponernos en situación os voy a poner un par de antecedentes.

En el primero nos vamos a trasladar al verano de 1940, durante la Batalla de Inglaterra. Los alemanes lanzan una ofensiva aérea bombardeando puntos estratégicos británicos. Estos se defienden con lo que tienen dando lugar a grandes combates en el cielo. Había una norma de combate que prohibía el bombardeo de población civil hasta que un error de la aviación alemana que dejo caer sus bombas en un ataque nocturno sobre Londres sirvió como excusa para echarla por tierra.

El siguiente antecedente nos sitúa en el este de Europa. Alemania lanza su gran ofensiva contra la URSS en el verano de 1941. Avanzan implacables llegando a las puertas de la capital, Moscú. Pero son frenados en su intento de tomar la ciudad de Stalingrado y en 1943 comienza el contraataque soviético. En estos momentos Stalin solicita a sus aliados, Gran Bretaña y EEUU, la apertura de un frente occidental. Estos aun no estaban preparados para una invasión terrestre de Europa pero se comprometieron con el líder soviético a dar todo el apoyo aéreo posible en forma de bombardeos.

Así llegamos a la Operación Gomorra.

Esta misión fue encomendada al mariscal del aire británico Arthur Harris, jefe del grupo de bombarderos. Harris era un acérrimo defensor del bombardeo de ciudades ya que según su opinión esto socavaría la moral de los alemanes provocando su rendición ahorrándose asi una invasión por tierra.

La Operación Gomorra dio comienzo el 24 de julio de 1943 con el lanzamiento por primera vez de contramedidas antirradar, Window,  que consistía en unas simples tiras de papel metálico que generaban falsos positivos confundiendo a los radares alemanes.

Durante la noche de ese mismo día se produjo el primero de los bombardeos sobre Hamburgo por parte de 791 aparatos de la Real Fuerza Aérea británica.  El objetivo era la iglesia  de San Nicolás en pleno centro de la ciudad. Muchos de los proyectiles cayeron en otras partes de la ciudad causando numerosos incendios. La defensa antiaérea alemana cifró el número de víctimas en 20.000.

El 25 de julio entraron en acción los estadounidenses. Atacaron el puerto de Hamburgo con 40 aparatos logrando hundir varios buques. Al día siguiente atacaron el mismo objetivo logrando destruir la central eléctrica. Los estadounidenses con sus ataques provocaron 150 bajas civiles.

Llegamos a la noche del 27 de julio. Los británicos se presentan en la ciudad de Hamburgo con 739 aparatos y concentran sus ataques en el este de la ciudad. Las condiciones climatológicas, había sido el mes de julio más seco de la década, y el uso de bombas incendiarias provocaron la gran tragedia. El bombardeo causo innumerables incendios creando una gran hoguera  que emanaba su calor hacia el cielo. Este calor empujo violentamente el aire hacia el suelo lo que provocaba que se avivaran más los incendios, este fenómeno se denomina Tormenta ígnea. Como consecuencia de este fenómeno las personas las personas perdían la ropa y se les prendía el cabello, la carne se le secaba asemejándola a la cecina, muchos morían asfixiados por la falta de oxigeno o envenenados por el dióxido  de carbono en los refugios antiaéreos,  el asfalto se derretía dejando atrapadas en él a la gente. Unos 30.000 civiles perecieron víctimas del bombardeo británico, los cuales culpabilizaron a las autoridades alemanas por no haber evacuado la ciudad.

La noche del 29 de julio los británicos volvieron a bombardear la ciudad con 726 bombarderos. También se produjeron grandes incendios pero  por «suerte´´ no se produjo ninguna tormenta de fuego. El número de bajas civiles alemanas se estima en torno al millar, los británicos perdieron en este ataque 28 aparatos.

El 2 de agosto por la noche se produjo el último ataque. Los británicos utilizaron en esta ocasión 740 bombarderos.  Esa noche caía sobre Hamburgo una gran tormenta eléctrica lo que se tradujo en un bombardeo indiscriminado sobre la ciudad provocando grandes incendios y la pérdida de 30 bombarderos por parte de los británicos.

Se estima que los siete ataques de la Operación Gomorra realizados por las fuerzas aéreas británicas y estadounidense se cobraron la vida de más 40.000 civiles y provocaron 150.000 heridos y cerca de un millón de desplazados.  La ciudad de Hamburgo quedo prácticamente arrasada y el efecto psicológico en la población fue tremendo dándose casos de personas que recogían los cuerpos de sus hijos carbonizados y los guardaban en maltas que transportaban con ellos a otros lugares.

Este episodio de barbarie de la II Guerra Mundial es una muestra de los bombardeos de poblaciones, lamentablemente no fue la única.

Hamburgo después de los bombardeo de 1943

Imágenes del bombardeo de Hamburgo.

Bibliografía

Beevor, Antony. LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. Barcelona: Pasado y Presente, 2012.

https://es.wikipedia.org. 3 de Septiembre de 2019. 8 de Enero de 2020 <https://es.wikipedia.org/wiki/Operación_Gomorra&gt;.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: