Las inversiones de Sancho VII de Navarra

Sancho VII de Navarra apodado «el Fuerte´´  por su gran envergadura, 2´32 metros, es conocido por su participación en la batalla de Las Navas de Tolosa donde una alianza cristiana derroto en 1212 a un gran contingente musulmán. En dicha batalla destaco junto a su contingente de caballeros navarros llegando a tomar la tienda del califa.

Se puede pensar que siendo un gran guerrero obtendría numerosos territorios por medio de la espada pero nada más lejos.

Cuando heredo el trono navarro la economía del reino era nefasta. Gracias a una serie de reformas fiscales como el cobro de impuestos al paso de productos por el territorio consiguió arreglar esta situación. El sobrante de estas recaudaciones no lo dejo guardado en el cofre, si no que lo dedico en diversas inversiones inmobiliarias comprando terrenos, negocios y a casas para la corona.

En esta situación llegamos al año 1199. Alfonso VIII rey de Castilla ante la ruptura de la alianza entre Aragón y Navarra ataca las posesiones navarras en el País Vasco, Duranguesado, Álava y Guipúzcoa poniendo sitio a la ciudad de Vitoria. El navarro al verse privado de apoyos entre la monarquía cristiana se dirigió a su única opción, los musulmanes.  Viajó a tierras del islam en busca de tropas para frenar a los castellanos y romper el sitio de Vitoria. Pero después de varias largas lo único que consiguió fue apoyo económico, lo que fue insuficiente y le obligo a rendir la plaza alavesa.

El reino perdió sus posesiones en el actual País Vasco y como compensación se quedo con el oro del almohade.

Volvió a repetir las anteriores inversiones inmobiliarias añadiendo ahora los préstamos. La jugada era la siguiente: un noble o rey le solicitaba un préstamo el cual debería devolver en una determinada fecha. Si no se devolvía en el plazo la posesión que se había puesto como garantía pasaba a manos de la corona navarra. Por lo general estas posesiones se encontraban cerca de la frontera de Navarra consiguiendo hacerse con villas y castillos en Aragón y Castilla llegando a tener posesiones en el levante peninsular desde donde lanzar ataques contra los territorios musulmanes.

Con el botín obtenido de Las Navas de Tolosa obro de similar manera pero esta vez mas enfocado al territorio navarro. Pero no siempre actuó dentro de los límites legales de la época llegando a extorsionar y a incautar terrenos y negocios. Prueba de ello es que su sucesor tuvo que devolver varias de las posesiones adquiridas por Sancho VII.

Sancho VII de Navarra

Espero que os haya gustado esta historia de este inversor inmobiliario medieval.

Bibliografía

Ciriza, Luis Javier Fortún Pérez de. Sancho VII El Fuerte. Iruña: Editorial Mintzoa , 2003.

Por nosoyhistoriador

Soy un simple aficionado que intenta acercar la Historia mientras sigue aprendiendo de ella.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: